Archivo de diciembre de 2012

CÓMO CALCULAR LA INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO IMPROCEDENTE (II)

Viernes, 21 de diciembre de 2012

Tal y como expusimos en entradas anteriores, una vez analizada la reforma laboral sobre la materia y aclaradas las nociones o conceptos básicos, tenemos las herramientas necesarias para poder calcular la indemnización que nos correspondería.

La fórmula desde la que debemos de partir es la siguiente:

Salario diario x Número de días por despido improcedente x Años trabajados

Tal y como tuvimos ocasión de poner de manifiesto tras la reforma operada con la entrada en vigor del Real Decreto – Ley 3/2012, la indemnización ha de calcularse en 2 tramos. En el primero de ellos, desde la fecha en que nos incorporamos en la empresa, hasta la entrada en vigor del Real Decreto- Ley, a razón de 45 días por año trabajado; y el segundo tramo desde la vigencia de la reforma laboral y hasta la fecha del despido a razón de 33 días por año de servicio.

Siguiendo con el ejemplo de nuestro artículo de fecha de 4 de diciembre, si nuestro trabajador se incorporó en la empresa el 7 de agosto de 2001 y ha sido despedido el 24 de Febrero de 2012 y percibía un salario diario de 46,57€; el cálculo de su indemnización debería evaluarse de la siguiente manera:

Primer tramo: Desde el 7 de agosto de 2001 hasta el 10 de febrero de 2012.

46,57€ (salario diario) X 45 (número de días por despido improcedente) X 10,5 (años trabajados) = 22.004,32 €

Segundo tramo: Desde el 11 de febrero de 2012 hasta el 24 de febrero de 2012

46,57 (salario diario) X 33 (número de días por despido improcedente) x 0,083 (años trabajados) = 128,06 €

La cantidad total que debiera percibir nuestro trabajador en concepto de indemnización sería la de 22.132,38 €.

Llegados a este punto, hemos de realizar un inciso, ¿por qué en nuestras fórmulas en el concepto de años trabajados aparece 10,5 y 0,083? La respuesta es que nuestro trabajador ha prestado servicios en la empresa por un periodo de tiempo de 10 años y 7 meses en total.

Como hemos señalado hay dos intervalos, el primero desde que empezó a prestar sus servicios en la empresa y hasta la entrada vigor de la reforma laboral; por lo que su antigüedad en la empresa hasta ese momento es de de 10 años y seis meses, o lo que es lo mismo10,5 años (10 + 6 meses /12 meses).

El segundo intervalo comprende desde el día en que se empezó a aplicar la reforma hasta la fecha de efectividad del despido, en nuestro supuesto práctico, únicamente se han de computar 13 días. Como pusimos de manifiesto, y según la STS de unificación de la doctrina de 31/10/2007, los días sueltos inferiores a un mes se computarán como un mes completo; lo que traducido en años es 0,083 (1 mes / 12 meses).
Por último, y de conformidad con la Disposición Transitoria Quinta del Real Decreto – Ley 2/2012 el importe indemnizatorio no podrá ser superior a 720 días de salario (24 mensualidades), salvo que del cálculo de la indemnización por el periodo anterior a la entrada en vigor del real decreto resultase un número de días superior, en cuyo caso se aplicará éste como importe indemnizatorio máximo sin que pueda ser superior a 42 mensualidades. ¿Cómo se interpreta esto?

Si nuestro trabajador percibe un salario diario de 46,57€, su importe indemnizatorio no podrá ser superior a 33.530,04€

46,57 € X 720 días = 33.530,04€

En nuestro supuesto, la cantidad que debiéramos percibir no supera el límite indemnizatorio fijado, siendo el importe que cobraría el mencionado anteriormente de 22.132,38 €.

CÓMO CALCULAR LA INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO IMPROCEDENTE (I)

Martes, 4 de diciembre de 2012

CONCEPTOS BÁSICOS

Al hilo de nuestra entrada de 5 de noviembre, y con la finalidad de poder calcular la indemnización que corresponde al trabajador cuyo despido ha sido reconocido como improcedente, es de utilidad aclarar una serie de nociones.

En primer lugar, los datos o variables que necesitamos para aplicar la fórmula del cálculo de la indemnización son:

Salario diario.
Antigüedad.

El salario del que hemos de partir es el percibido en el último mes, prorrateado con las pagas extraordinarias. No hemos de perder de vista que se han de incluir dentro de este noción además del salario base los complementos que nos correspondieran: antigüedad, plus de convenio, plus de transporte, …), así como todos los conceptos que tengan la consideración de salariales (horas extraordinarias, retribuciones en especie, comisiones…).

Para el cómputo del salario diario hemos de dividir entre 30 los diferentes conceptos que integran el salario mensual, y sumarle el resultado de dividir el total de pagas extras entre los 365 días del año.

Así, por ejemplo, un trabajador que percibe en su nómina un salario mensual de 1.200€ (incluidos salario base y resto de complementos), percibiría diariamente un salario de 40€.

1.200€ / 30 días = 40€/ día

El siguiente paso es averiguar cuál es el importe correspondiente a las pagas extraordinarias, si cobramos 2 pagas anualmente cada una por un importe de 1.200€, debemos sumar estas cantidades y dividirlas por los 365 días del año. El resultado hemos de sumarlo al cálculo anterior.

1.200€+1.200€ = 2.400€
2.400€ / 365 = 6,57 €

Así pues, de conformidad con los resultados obtenidos el salario diario de nuestro trabajador sería de 46,57€.

La “antigüedad” se computa como el periodo desde la fecha en que se comenzó a prestar los servicios en la empresa, es decir desde el día del ingreso y finaliza con la fecha de efectividad del despido. Se ha de matizar que el periodo de tiempo que sirve para el cómputo es del de servicios prestados en la empresa, quedando fuera para el cálculo de la indemnización las situaciones de excedencia forzosa y voluntaria.

En este punto es interesante traer a colación de la doctrina del Tribunal Supremo que valida la teoría de la “unidad esencial del vínculo laboral”, según la cual la interrupción de periodos de 20 días, incluso de más de un mes (coincidiendo con el periodo vacacional), en los supuestos de sucesión de contratos temporales no son significativos, y no son suficientes para romper el vínculo laboral, siempre y cuando exista una unidad de propósito de la contratación. (STS 08/03/2007, 17/12/2007 y 18/02/2009).

Otro dato a tener en cuenta es que en la operación de determinación de la “antigüedad”, los periodos de tiempo inferiores al año se prorratean por meses, y las fracciones de mes, sea cual sea el número de días, se consideran mes completo. O lo que es lo mismo, se redondea, por lo que si nos quedan días sueltos inferiores a un mes, éstos se computarán como un mes completo. (STS de unificación de la doctrina de 31/10/2007).

Si el trabajador comenzó a prestar sus servicios en la empresa el 07/08/2001 y fue despedido el 24/01/2012, el tiempo de trabajo en la empresa a efectos de indemnización por despido se calcularía del siguiente modo:

Del 07/08/2001 al 06/08/2011 = 10 años
Del 07/01/2011 al 06/01/2012 = 5 meses
Del 07/01/2012 al 24/01/2012 = 17 días.

El total de tiempo de servicios prestados en la empresa sería el de 10 años y 6 meses, o lo que es lo mismo, 10,5 años (10 + 6 / 12 = 10,5).

Una vez hechas la precisiones anteriores, y ya determinadas las variables que necesitamos, lo que nos resta es aplicar la siguiente fórmula:

Salario diario x número de días por despido improcedente x años trabajados

Ahora bien, ¿cuál es el número de días por despido improcedente que se ha de aplicar tras la reforma laboral de 10 de febrero de 2012? Cuestión que resolveremos mediante ejemplos en una próxima entrada.