Archivo de junio de 2014

RETIRADA DE NUESTRO VEHÍCULO POR LA GRÚA -PARTE 3-

Jueves, 26 de junio de 2014

Análisis del artículo 84 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

Por Pablo Hitos Madrid.

Abogado.

Se podrá proceder a la inmovilización del vehículo cuando:

  • a) El vehículo carezca de autorización administrativa para circular, bien por no haberla obtenido o porque haya sido objeto de anulación. Quiere decir que  el auto será inmovilizado cuando por ejemplo no esté matriculado, también puede darse el caso que el vehículo no posea permiso de circulación o en todo caso el permiso haya caducado o se haya cancelado.

 

*Ejemplo de autorización administrativa para circular.

  • b) El vehículo presente deficiencias que constituyan un riesgo especialmente grave para la seguridad vial. Si presenta anomalías que constituyen un riesgo especialmente grave para los demás: circular sin faros, sin sistema de frenado, con golpes visiblemente graves, o bien tiene la ITV negativa. Puede ocurrir que  el auto es examinado en alguna estación de inspección técnica del vehículo y allí comprueban que alguno de sus elementos que lo conforman no es apto, homologado o simplemente no esta en buen estado, por lo tanto el conductor del turismo debe dirigirse lo antes posible a un taller mecánico para que todas esas anomalías sean reparadas.

 

  • c) El conductor o el pasajero no hagan uso del casco de protección, en los casos en que fuera obligatorio. Un ejemplo que podemos ver diariamente es el caso de los jóvenes y sus ciclomotores que circulan sin casco, o por otro lado, lleva el conductor pero el acompañante  opta en muchas ocasiones por no usarlo.

* Circulando sin casco.

En próximas entradas volveremos con este tema, mientras tanto, no duden en expresar sus opiniones en la caja de comentarios.

Muchas gracias.

CONVOCATORIA DE UNA PASANTÍA

Miércoles, 25 de junio de 2014

Desde crovetto abogados asociados se convoca UNA plaza de pasantía. Interesados contactar con despacho@crovettoabogadosasociados.es  remitiendo curriculo. Nos pondremos en contacto

RETIRADA DE NUESTRO VEHÍCULO POR LA GRÚA -PARTE 2-

Martes, 10 de junio de 2014

Por Pablo Hitos Madrid.

Abogado.

Una semana más desde Crovetto Abogados volvemos a examinar este interesante tema, con el que tratamos de asesorarle y aconsejarle lo mayormente posible, estimado usuario.

Estamos entrando de lleno  en una materia que seguramente ha traído de cabeza a nuestros lectores en alguna ocasión, por lo tanto, el objetivo de esta entrada y las siguientes es seguir comentado, aclarando y explicando una de las tantas situaciones por las que la grúa puede retirarnos nuestro vehículo.

Si desea mas información al respecto, no dude en visitarnos o contacte con nosotros por los diferentes medios (correo electrónico, teléfono o formulario de consultas de nuestra página Web), les atenderemos gustosamente.

Una de las situaciones por la que puede darse la retirada del vehículo y su depósito es en el caso de que se produzca un accidente que impida continuar su marcha, es decir, si vamos con nuestro auto  y chocamos con otro vehículo como por ejemplo un camión y el estado del turismo es tal que es imposible continuar con bien porque es un siniestro total o porque sería muy peligroso, nuestro vehículo será retirado lo antes posible.

Hay casos en los que se procede la detención del turismo de forma legal sin existir lugar adecuado para practicar tal inmovilización,  es decir, pongámonos en el caso que vamos con nuestro vehículo circulando, se estropea a mitad de un puente y  no podemos continuar con el, se da la situación de que no hay lugar adecuado para la retirada del auto y por ello obstaculizamos a los demás vehículos o personas.

 

En siguientes entradas analizaremos el artículo 84 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

Estén atentos a nuestras próximas publicaciones y no duden en expresar sus opiniones en la caja de comentarios.

Como siempre a su entera disposición, muchas gracias.

 

El consentimiento informado. LIB vs LAP (IV).

Viernes, 6 de junio de 2014

Por Juan Campos Fernández

Abogado

Al final de esta semana, y como viene siendo ya habitual, desde CROVETTO ABOGADOS no nos olvidamos de nuestros queridos lectores antes de despedirnos hasta el próximo lunes. Siguiendo pues con nuestro interés por tenerles lo mejor informados posible en relación a los derechos que les amparan en todos los ámbitos, en mi caso en materia biosanitaria, continuamos la exposición del tema ya se adelantó en la anterior entrada, en este caso de manera más sucinta.

Corresponde por consiguiente hablar ahora de la forma en la que ha de prestarse el consentimiento, o mejor dicho, de las diferencias que en cuanto a forma se refieren de conformidad con la regulación contenida en la Ley de Investigación Biomética y en la Ley 41/2002. Siguiendo esta línea de pensamiento, en relación a la forma en la que ha de prestarse dicho consentimiento, y en la que ha de suministrarse por ende la información, la Ley de Investigación Biomédica señala en su art.48.1 que “será preciso el consentimiento expreso y específico por escrito para la realización de un análisis genético”.

Contrariamente a dicha regulación, la LAP señala que por norma general se hará verbalmente (art.8.2). Sin embargo, ha de señalarse que la LAP contempla una serie de excepciones a la norma general en cuyo caso habrá se seguirse un procedimiento escrito, similar al contemplado en la LIB, a saber: intervención quirúrgica, procedimientos diagnósticos y terapéuticos invasores y, en general, aplicación de procedimientos que suponen riesgos o inconvenientes de notoria y previsible repercusión negativa sobre la salud del paciente.

Por todo lo anteriormente expuesto, cabría preguntarse si, por la relevancia que pudieran tener los datos genéticos respecto a la intimidad de la persona, en realidad se estuviera dando al supuesto regulado en la LIB el tratamiento de una intervención invasiva en los términos señalados en el art.8.2 LAP.

Desde CROVETTO ABOGADOS esperamos que la presente entrada haya suscitado su interés, o al menos su curiosidad. No olviden que como seguimos a su entera disposición para todo lo que pudiera inquietarles en lo referente a cualquier tema jurídico. Sin más, me despido hasta la semana que viene.