Warning: Declaration of ElementorPro\Modules\Payments\Classes\Payment_Button::render_button($tag = 'a') should be compatible with Elementor\Widget_Button::render_button(?Elementor\Widget_Base $instance = NULL) in /usr/home/crovettoabogadosasociados.es/web/wp-content/plugins/elementor-pro/modules/payments/classes/payment-button.php on line 0

INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO IMPROCEDENTE Y REFORMA LABORAL.

La reforma laboral operada por el Real Decreto-ley, de de febrero de 10 de febrero de 2012, ha supuesto un aldabonazo a la perspectiva que se le plantea a todo trabajador frente a las indemnizaciones a las que tiene derecho con motivo de la extinción del contrato de trabajo.
Así pues, y tras la modificación efectuada, la indemnización por despido improcedentes pasa de 45 días por año trabajado y hasta un máximo de 42 mensualidades a 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades a partir del 11 febrero de 2012.
Pero,…. ¿qué ocurre si me despiden después de la entrada en vigor de la reforma? ¿Cuál de los parámetros anteriores tengo que aplicar? Es el propio Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, el que en su Disposición Transitoria Quinta establece que:
1. La indemnización por despido prevista en el apartado 1 del artículo 56 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, en la redacción dada por el presente real decreto-ley, será de aplicación a los contratos suscritos a partir de la entrada en vigor del mismo.
2. La indemnización por despido improcedente de los contratos formalizados con anterioridad a la entrada en vigor del presente real decreto-ley se calculará a razón de 45 días de salario por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios anterior a dicha fecha de entrada en vigor y a razón de 33 días de salario por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios posterior. El importe indemnizatorio resultante no podrá ser superior a 720 días de salario, salvo que del cálculo de la indemnización por el periodo anterior a la entrada en vigor de este real decreto-ley resultase un número de días superior, en cuyo caso se aplicará éste como importe indemnizatorio máximo, sin que dicho importe pueda ser superior a 42 mensualidades, en ningún caso.
De tal manera que si un trabajador con contrato indefinido es despedido y tal despido se reconoce o declara improcedente por un juzgado, la indemnización ha de calcularse en dos tramos. El primero de ellos desde la fecha en que nos incorporamos a la empresa a razón de 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades; y el segundo, desde la entrada en vigor de la reforma, esto es, el 11 de febrero de 2012 y hasta el día de efectividad del despido, a razón de 33 días de salario por año trabajado y con un máximo de 24 mensualidades.
Y siempre sin perder de vista el siguiente matiz: si el trabajador no tiene la antigüedad suficiente, antes de la entrada en vigor de la reforma, para superar una indemnización equivalente a 720 días de salario, el tope acumulativo que le operará en la indemnización que reciba será de 24 mensualidades y no de 42.

Comparte:

Más entradas:

Una respuesta

  1. Gracias por la información. Esta semana me despidieron del trabajo y busco qué hacer. Después de la reforma laboral, me dijeron que las cosas habían cambiado y no sabía a quién acudir. Solicitaré consulta en su despacho a través de Internet para saber un poco más sobre el asunto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *